¿Qué debo hacer, ANTES, DURANTE y DESPUÉS de una fumigación?

Cuando tenemos problemas con una plaga y se hace necesaria la presencia de un profesional del control de plagas urbanas, no debemos pensar que el 100% del resultado depende de él.

Para garantizar el mejor control, hay una serie de pautas que podemos realizar antes, durante y después de fumigar.

Antes de la fumigación:

Antes de que llegue el técnico que se va a encargar de llevar a cabo la fumigación, resulta útil realizar los siguientes pasos:

  • Llevar a cabo una limpieza profunda de la estancia.
  • Cerrar todas las ventanas.
  • Apagar los equipos eléctricos, especialmente el aire acondicionado y los ventiladores, para evitar corrientes de aire.
  • Despejar las áreas, sí cuenta con alguna área de bodega, despejarla de tal forma de poder tener ingreso al fondo de esta.
  • Guardar o cubrir los alimentos que se encuentren expuestos, en el caso de aquellos que se encuentren cerrados o en su empaque original, no hay problema.
  • En el caso de tener peceras o jaulas con pericos u otras aves, deberá cubrirlas con una manta, después de la fumigación no existe ningún riesgo.

 Durante la fumigación:

  • En caso de supervisión durante la aplicación, la persona deberá estar libre de enfermedades respiratorias, usar de manera obligatoria mascarilla, en caso de no poseer notificar al técnico que le esté realizando el tratamiento, para que este le proporcione una.
  • Mantener en completa supervisión a los niños manteniéndolos fuera del área de aplicación.
  • No ubicarse detrás de puertas, rejas, y ventanas.
  • En caso de querer entrar al lugar en el momento en que se esté realizando la fumigación avisar en voz alta y esperar ser respondido.
  • Evitar estar cerca del área que se esté tratando.

Después de la fumigación: